viernes, 29 de agosto de 2014

Rodland


Rodland es un increíble videojuegos de plataformas desarrollado originalmente para 
máquinas arcade coin-op y versionado posteriormente para gran variedad de plataformas domésticas (Spectrum, Amstrad cpc, Commodore, Amiga, Atari, Game Boy, NES...)

Curiosamente mientras que las versiones de ordenador intentaban ser lo más fieles posibles a las máquina las de consola se tomaron alguna que otra licencia.

El argumento es bien sencillo: los jugadores controlan a unas hadas que han tenido la desgracia de que un malo malísimo ha secuestrado a su madre. Un buen hombre les regala unas varitas mágicas con las que pueden aporrear a los enemigos y unos zapatos mágicos que permiten crear escaleras en cualquier lugar.


Pantalla de presentación

El juego permite la participación de dos jugadores simultáneos. Ambos tienen las mismas habilidades y sólo cambia el sprite del hada.

El desarrollo del juego se produce pantalla a pantalla con la clásica mecánica de tener que eliminar a todos los enemigos para seguir avanzando. La transición se produce gracias a un suave scroll parallax durante el cual desaparecen tanto las plataformas como los enemigos.

Para movernos podemos hacer uso de las escaleras y globos que aparecen o podemos crear una escalera de color en cualquier lugar. Sólo debemos tener en cuanta que sólo podemos tener una a la vez con lo que al crear una nueva la otra desaparece (¡cuidado en el modo de dos jugadores cuando nuestro compañero utilice nuestra escalera!)

Para defendernos tenemos que golpear a los bichejos con la varita máquina y golpearlos tres veces volteándolos sobre nuestras cabezas. Resulta muy gracioso el efecto conseguido.
También podemos eliminar a los enemigos de un solo golpe si ya tenemos a otro enemigo cogido con la varita y le golpea al caer.
Podemos incluso retenerlos si sólo pulsamos una vez el botón y no lo seguimos pulsando. Ésto resulta útil sobre todo en el modo de dos jugadores para que el compañero pueda pasar (por ejemplo para coger flores).

¿Flores? Sí, los escenarios están llenos de flores. Además de darnos puntos cuando recojamos todas las que aparecen en una pantalla los enemigos se transformaran es una especie de fresas. Durante este tiempo en vez de ir a por nosotros intentarán huir. Por cada enemigo que eliminemos obtendremos una letra. Si conseguimos formas la palabra "extra" conseguiremos una vida de más.


Enfrentándonos a las patatas

Los enemigos resultan todos muy simpáticos. Existe una gran variedad: patatas, estrellas de mar, peras, tiburones, abejas, monos, serpientes, cangrejos, gusanos... 
Muchos de ellos además nos dejarán todo tipo de ayudas: el barrido de fuego, la bomba botadora, el misil, las bolas rebotadoras...
Ahora bien, disponemos de un tiempo para limpiar cada pantalla. De no ser así los pequeños monstruitos se transformarán en unas nubes locas que intentarán que fracasemos en nuestra misión.

Podemos subirnos a los globos

Como no podía ser de otro modo también contaremos con enemigos de final de fase. Siguen un movimiento bastante predecible así que no resulta muy complicado cogerles el truco y vencerlos.
Cocodrilos, una bañera, un elefante y un minotauro nos harán frente.


Primer enemigo de final de fase

Por último destacar una curiosidad de la máquina: no es un juego sino dos.
Al acabar el juego se nos facilitará una combinación de botones y palanca para conseguir acceder a un universo paralelo. Este modo de juego es casi como una segunda parte del juego (si no fuera porque son muy pocas pantallas). Tendremos una nueva presentación, nuevas pantallas y nuevos enemigos.

Si disponéis de la placa arcade o jugáis en emulador se puede acceder directamente a este nuevo juego con los "dip-switches"

Rod Land es un juego increíblemente divertido, increíblemente adictivo y sencillamente genial.
Que nadie se deje engañar por su estética "infantil" o "para niñas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...